Problema / Solución

A continuación relatamos los problemas más frecuentes con que el profesional de la pintura se puede encontrar. Haga click en cualquiera de ellos para desplegar la información.

Formación de grandes burbujas en la pintura por falta de adhesión.

Causa:
Humedad en la superficie, exposición a altas temperaturas. 

Solución:
Si el daño se encuentra a nivel de la superficie, retira únicamente la parte dañada con lija. En caso que el muro contenga humedad, utiliza una capa de un mortero impermeable a presión negativa y posteriormente aplicar una capa de Pintura Antihumedad Plioway, finalmente, renueva el acabado de tus muros con Plastidur Mate Único.

Aparecen en la capa de pintura manchas amarillas generalmente si es de color blanca.

Causa:

  1. Envejecimiento de la pintura en especial si es de esmalte.  
  2. Exposición excesiva a los rayos del sol o por el contrario, debido al nulo contacto con la luz.
  3. O en el caso que hubieran manchas anteriores éstas han vuelto a aparecer.

Solución:

  1. Recubre directamente la superficie con la pintura de esmalte o vinílica de tu elección; si es un esmalte, debe lijarse antes de pintar.
  2. Utiliza para sitios donde tenga nulo contacto con la luz ARM Esmalte al agua Multiadherente para evitar el amarilleamiento de la capa de pintura.
  3. Antes de aplicar la capa de acabado, imprima con Pintura Antimanchas al Plioway o Dureco antimanchas y dejar secar un mínimo de 12 horas antes de aplicar el producto de acabado.

Formación de arrugas sobre la pintura, este es un fenómeno que se presenta en los esmaltes y sucede generalmente durante el secado.

Causa:
Aplicación de una segunda mano sin que seque la primera. Exposición de la superficie a solventes. Pintura aplicada sobre una superficie con grasa o suciedad.

Solución:
Retira toda la pintura con lija, aplica una capa de Selladora ARM sobre el muro, o Imprimación sintética ARM si la superficie es de metal, cuidando que seque perfectamente. Finalmente pinta la superficie con pintura de esmalte, respetando el tiempo de secado recomendado en la etiqueta.

Agrietamientos profundos de la superficie ya pintada. Ocurre por lo regular en ambientes exteriores.

Causa:
El agrietamiento sucede principalmente en climas extremadamente fríos por debajo de los 10° centígrados, lo cual provoca que el recubrimiento pierda su flexibilidad.  También es posible que ocurra con un cambio brusco de temperatura o cuando no se prepara adecuadamente una superficie.

Solución:
Retira por completo la pintura agrietada con una espátula, lija o bien con cepillo de alambre. Si la superficie es de cemento, yeso o cartón-yeso, aplica Durplast Standard, para alisar las imperfecciones. Aplica una nueva capa de pintura, te recomendamos Duracril Liso Colores que por sus propiedades es ideal para exteriores.

La alcalinidad, es la formación de sales que se presentan debido al contacto de los muros con un ambiente húmedo.

También ocurre cuando una superficie es altamente alcalina, ya sea porosa o de cemento, y que no se dejó secar adecuadamente antes de pintar. Esto puede provocar desprendimiento de la pintura en forma de polvo (caleo), decoloración o en el caso más extremo, desintegración de la pintura.

Causa:
Contacto con ambientes húmedos. Ausencia de sellador en una superficie altamente alcalina.

Solución:
Retira las sales con un cepillo de cerdas de plástico y elimina toda la pintura mal adherida con espátula o cepillo de alambre. Aplica un sellador resistente a la alcalinidad; puedes utilizar Plastidur Superficies Porosas. Finaliza la reparación aplicando pintura de alta calidad, cualquiera de la gama Plastidur.

Escurrimiento de la pintura al momento de ser aplicada, resultando en una capa irregular de baja cobertura.

Causa:
Aplicación de pintura en capas muy gruesas o por el contrario, aplicación de pintura demasiado diluida. Aplicación con pistola a una distancia muy cercana de la superficie.

Solución:
Si la pintura aún está fresca, da una nueva mano ya sea con brocha o rodillo para distribuir el exceso de pintura. En caso que la pintura haya secado, lija la superficie y aplica una nueva capa de pintura.

Recomendación:
Sigue las instrucciones de la etiqueta sobre cómo se diluye la pintura. Prefiere siempre aplicar dos manos de pintura en lugar de una capa gruesa; evita pintar en condiciones extremadamente frías o de gran humedad.

Pérdida prematura del color debido a los rayos solares, ocurre principalmente en ambientes exteriores.

Causa:
Ataque excesivo de los rayos del sol y  alcalinidad del medio ambiente. Uso de pinturas de baja calidad; uso de un color no estable al exterior que pudiera resultar vulnerable a los rayos del sol.

Solución:
Limpia y lija la superficie. Aplica una capa de Plastidur Fijador Superficies Porosas. Una vez sellada la superficie, aplica dos manos de Duracril Liso Colores, pintura vinílica ideal para ambientes exteriores por su excelente resistencia a los rayos solares. O bien si la superficie presenta riesgos de fisuras aplicar tres capas de Plastidur Elastómero Liso.

Se notan las marcas de los rodillos o bien se aprecia un color más intenso en ciertas zonas

Causa:

  1. Se ha aplicado la pintura con una temperatura excesivamente alta, superior a 35 º C.
  2. No se ha utilizado un fijador en zonas con mucha porosidad
  3. Ha llovido sin empapar toda la superficie homogéneamente y ha dejado surcos en la pintura.

Solución:

  1. Esperar a que la temperatura ambiente y del soporte baje y volver a aplicar una capa del producto elegido.
  2. Antes de aplicar cualquier pintura en un soporte muy poroso, aplicar Plastidur Fijador Superficies Porosas.
  3. Mojar la superficie con agua uniformemente para igualar todo el soporte.

Formación de una capa fina de polvo sobre superficies de cemento.

Causa:

  1. Realizar una aplicación de pintura en una superficie porosa sin sellar previamente.
  2. Aplicación sobre una superficie demasiado absorbente.
  3. Superficies expuestas a altas temperaturas.
  4. Utilización de pintura de baja calidad.

Solución:
Remueve la mayor cantidad de polvo posible de la superficie. Hazlo con agua y cepillo o con un equipo automático de lavado.  Una vez seca, cerciórate que no queden residuos de polvo pasando la palma de tu mano por encima del muro. En caso que esté libre de polvo, aplica una capa de Plastidur Fijador Superficies Porosas y posteriormente dos capas de pintura para exteriores, cualquiera de nuestra gama de productos para exteriores.  Nuestra recomendación es que apliques Duracril Siloxánico, especialmente formulada para aplicar en este tipo de superficies.

Deslavado o borrado de la pintura ya aplicada, al ser tallada o lavada.

Causa: 
Uso de sustancias agresivas al limpiar, roce con muebles, tallado sobre pintura que no ha terminado su tiempo de curado (secado).

Solución:
Para evitar la falta de resistencia al frote, es necesario esperar el tiempo de curado de la pintura de quince días. Elige la pintura adecuada para el tipo de uso que requerirás. Para superficies con alto tráfico o que requieren limpieza continua te recomendamos el uso de Diamante Liso o ARM esmalte al agua multiadherente.

Apreciación del fondo del muro después de haber sido pintado.

Causa: 

  1. Pintar con una herramienta inadecuada.
  2. Utilizar un color de pintura mucho más clara que el color original de la superficie.
  3. Dilución excesiva de la pintura con agua.
  4. Aplicación sobre una superficie muy porosa sin sellar previamente.

Solución:
En caso que la superficie tenga un color significativamente más oscuro, aplicar Plastidur mate Único para mejorar la opacidad y cubrición del color anterior. Utiliza los rodillos y brochas recomendados para cada tipo de superficie (lisa, rugosa o extra rugosa); de esa forma tendrás una película más uniforme.

Acumulación de sales que se presentan sobre la superficie debido a la humedad.

Causas:
El salitre es causado regularmente por fugas de agua y filtraciones constantes. La presencia de salitre en las paredes provoca una degradación severa, rápida decoloración y falla prematura de la superficie.

Solución:
Detecta y elimina la fuente de humedad, esta puede ser una tubería rota, o humedad proveniente del subsuelo. Retira el yeso hasta llegar al sustrato. Cepilla la superficie para eliminar la mayor cantidad de polvo y sales. Aplica un mortero impermeabilizante para impermeabilizar el muro; sella la superficie con Plastidur Fijador Superficies Porosas y posteriormente pinta la superficie con la pintura plástica de tu elección. En los casos donde no eliminemos la fuente de humedad, tarde o temprano dicha humedad con la presencia de salitre volverá a aparecer.

Son microorganismos que se desarrollan en lugares húmedos, con poca o nula ventilación. Las algas son de color verdoso, mientras que el moho tiene una apariencia más oscura,  aparecen por lo regular como pequeñas manchas sobre la pintura.

Causa:
Poca ventilación, o una exposición baja o indirecta a la luz solar. Sucede regularmente en zonas expuestas a la humedad como el baño, la cocina o cuarto de lavado. También suele presentarse en superficies de madera sin un adecuado sellador previo a la pintura.

Solución:
Lava la superficie con una solución de agua con cloro en relación de 1:3, es decir una porción de cloro por tres de agua. Espera 15 minutos y déjala secar. Sigue las instrucciones para la utilización de este producto y no lo mezcles con ninguna otra sustancia.  Una vez limpia la superficie, aplica una capa de Plastidur Fijador Superficies Porosas. Finalmente aplica pintura resistente a la formación de moho que esté aditivada específicamente para esta aplicación.

¿Quieres saber si es moho?
Considera que el moho es visible y en la mayoría de los casos tiene olor a tierra húmeda. Para confirmar su existencia, rocía unas gotas de cloro en el área donde sospechas que se ha generado. Si se hacen formaciones de pequeñas manchas blanqueadas, seguramente se trata de estos microorganismos.

Superficies impregnadas con residuos de aceite, grasa o cochambre.

Es un problema frecuente en cocinas o cocheras. La grasa en los muros, llega a provocar una baja adherencia de la pintura, aparición de manchas o pequeños puntos de óxido “puntos de alfiler”.

Solución:
Lava la superficie con detergente y agua tibia, aplica Pintura Antimanchas al Plioway y recubre con una nueva capa de pintura, adecuada para el área de la cocina,